¿Quién soy?

¡Hola! Soy Yolanda.

Soy una adicta al maquillaje y a la moda. Hace poco me lié la manta a la cabeza y decidí que era el momento de emprender con lo que más me gusta, la imagen personal.

Me encanta escoger prendas y productos de maquillaje para una amiga o clienta. En un primer momento piensan que no les va a quedar bien o que se van a ver muy diferentes, pero es justo lo contrario, se ven preciosas, con ganas de más y se sienten bien con ellas mismas.  

Eso es lo que consigo maquillando o arreglando a alguien. Cuando te ves arreglada y guapa, tu autoestima sube y eso es lo bonito de esta profesión. 

¿Te gustaría tener esa sensación todos los días? ¡Pues #PonteGuapa!

A mi madre siempre le ha gustado la costura, y cuando yo quise empezar a trabajar, lo hice en un taller de costura. Me encantó y me acuerdo de anécdotas como de hacer de principio a fin, desde el patrón hasta los últimos acabados, mi vestido de fin de año, con mucha ayuda de mi madre. 

A mis amigas les encantó y me dijeron incluso que el año siguiente me lo encargarían a mi, que tenía que montar una tienda de ropa sí o sí.

Al tiempo quise estudiar costura y patronaje, me encantaba, disfrutaba mucho haciendo patrones y comprando las telas. Eso sería en el 2000 o así. 

En el pueblo donde vivía, empezaron a cerrar los talleres de costura y el sector empezó a estar un poco mal para encontrar trabajo. 

Dejé un poco de lado esta afición y años más tarde, cuando estaba tomando algo con un amigo, me dijo que quería apuntarse a un curso de calzado. Le acompañé a una academia y salimos de allí, él sin apuntarse y yo matriculada en joyería textil

Recuerdo la sensación de volver a tocar las telas, de colocarme en la máquina de coser y tener de nuevo contacto con esa pasión que me encantaba. Lo primero que hice fue un broche con una G para mi madre, su inicial, era algo muy básico, pero me sentía orgullosa, porque a máquina lo que quisieras, pero coser a mano (y hacerlo bien) es otro cantar. 

Intenté abrirme paso en el mundo de la joyería textil y de la bisutería, hacía pendientes, pulseras, broches… incluso bolsos. 

Pero como de temas empresariales o de marketing tenía cero experiencia y formación, al final entre horarios de trabajo y poco tiempo libre, lo dejé de lado. 

Cuando volví a la capital, empecé en el mundo de la moda, estudié Personal shopper y asesoría de imagen, y de ver canales en Youtube, decidí abrir el mío.

En ese momento, lo que más me podía gustar en el mundo era la moda. Me gustaba combinar prendas, encontrar opciones para ir a una boda, a una entrevista de trabajo… crear looks para cualquier ocasión. 

En aquellos años, trabajé con varios fotógrafos, hice sesiones de fotos y me encantaba buscar las prendas que quería que llevara la modelo.

Poco a poco, fui aprendiendo sobre maquillaje, porque era importante conocer este sector y me gustó tanto, que quise profundizar en esta profesión. Me formé como Maquilladora profesional

Paralelo a todo esto, yo tenía trabajos que no me gustaban, quería emprender y tener mi propia empresa, estaba cansada de horarios impuestos, malas caras, que nadie te tome en serio o te vea capaz de algo más que coger el teléfono en una empresa. Yo sabía hacer muchas cosas, era capaz de aprender rápidamente y nadie me daba una oportunidad.

Fue mi primer contacto con el mundo empresarial, abrí un negocio a pie de calle, en un sector de primera necesidad, nada que ver con la imagen personal

Pensé que funcionaría, lo veía como una escapatoria a los trabajos que tenía. Pero sin conocimientos de marketing ni de empresa, al primer contratiempo, tuvimos que cerrar. 

En 2015, conocí a Joan Boluda, un consultor de marketing online y empecé a formarme con sus cursos online. 

Aprendí lo necesario para hacerme una web, todo de manera online y con el poco tiempo libre que tenía, porque estaba siempre trabajando por cuenta ajena.

Y es lo que puedes ver en estos momentos. Toda esta página web es fruto de mi esfuerzo y empeño en sacar esto adelante, y del cariño y ánimo que me da mi pareja, que sin él la habría dejado al primer bache. 

Lo que de verdad me llena es enseñarle a otra persona como maquillarse y arreglarse. Escoger prendas adecuadas para ella, recorrer tiendas, descubrir nuevos productos de maquillaje y sobre todo, enseñar a que cualquier mujer sepa como arreglarse y maquillaje, como ponerse aún más guapa desde su casa, de manera totalmente online (¡salvo que quieras que nos veamos en persona!)

¡Lo que me gusta es enseñar! Mostrar a otras mujeres que aprendiendo a escoger prendas que les vayan bien por su tipo de cuerpo y armonía, escoger productos de maquillaje adecuados, pueden sacarse mucho más partido.

¡Me apasiona formar a otras mujeres en maquillaje y moda para que sean ellas mismas las que sepan arreglarse!

Y eso es lo que hago con mis sesiones online de encontrar tu estilo, automaquillaje, fondo de armario, cambio de look o iniciación al maquillaje.

¿Cuántas veces has dicho eso de… “no tengo nada que ponerme”? ¿O… siempre me maquillo igual?

 

Otras cosas curiosas sobre mí:

  • Me encantan los animales, son lo más bonito que hay en el mundo. Tengo un gato que se llama Groot, o Gruti, o bola peluda, o foquita, o bizcochito, depende del momento.
  • Fui a clases de bachata y de salsa hace tiempo con mi novio y ¡me encanta!
  • Hace años me encantaba la sanidad y estudié auxiliar de enfermería, pero fue descubrir la moda y el maquillaje y decir adiós.

¿De qué va esta web?

Muchas veces, cuando estoy hablando con otra chica de maquillaje, moda o imagen personal en general, me doy cuenta de que hay un desconocimiento brutal sobre este tema. 

Todas coinciden en querer verse más guapas, aprender a arreglarse, a maquillarse, porque las únicas opciones que tiene una persona que quiere aprender es:

1. O pagas por un curso de maquillaje/moda/imagen personal profesional, osea, para dedicarte a ello, y si tú simplemente quieres saber como aplicar las sombras, como escoger la base de maquillaje y no quieres profundizar mucho más, pues no vale la pena. 

2. Con vídeos de Youtube. Hay gente buenísima subiendo vídeos allí, pero no es una plataforma para formarse, al menos, a mi parecer, falta el paso a paso, la estructura de enseñar una temática. No explican el por qué ni para quién es ese producto y para quien no, entonces aprendes, pero no lo que necesitas. Además, muchas no son profesionales de este sector y simplemente lo suben por hobby o por su propia experiencia.

3. Cursos gratuitos de maquillaje. Los hay, pero hay que verlos. Normalmente se explica muy poco, sin entrar en detalles y sin aspecto visual. Todo es en texto, y lo siento pero el maquillaje o la moda, hay que verlo. 

Entonces, las mujeres que me contactan, queriendo aprender a maquillarse, a ponerse guapas, a saber ir de compras y acertar, casi siempre parten de cero, desde la base del maquillaje o de la moda, de la imagen personal en general. 

También influye mucho que cuando te arreglas, te ves más guapa y sube tu autoestima. Ese es mi principal motivo, lo que me impulsa a crear mis servicios de imagen personal, para que puedas aprender todo lo que necesitas para arreglarte, paso a paso sin tecnicismos y explicado de la forma más sencilla posible.

Espero tenerte aquí conmigo, si has encontrado algo de conexión conmigo y crees que puedo ayudarte, no dudes en pasarte por el blog o contactarme para descubrir todo lo que podemos hacer juntas. ¡Te espero, preciosa!

¿Quieres preguntarme algo? Aquí puedes hacerlo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies