Mi día a día como emprendedora y trabajadora por cuenta ajena

Hoy me he decidido a hablar sobre como es mi día a día como emprendedora y hablar de como es la situación de trabajar y emprender a la vez , para que veas como me he organizado y como ha sido mi día a día.

Sólo quiero que conozcas como lo he hecho yo, como me he organizado para llegar a todo y como, aunque estés trabajando, puedes sacar tiempo suficiente para lanzar tu negocio online.

Igualmente piensa que te hablo basándome en mi experiencia y que quizá lo que me va bien a mi, a ti puede que no te vaya tan bien.

Aunque tardes un poco más en llegar al objetivo, que nada te pare si de verdad quieres conseguir esa meta. En estos momentos, mi meta es emprender y dedicarme a lo que más me gusta y estudiar en la Uned. En estos dos objetivos invierto mi tiempo.

Tú tendrás que decidir si lo que quieres hacer con tu vida es lo más importante para ponerlo por delante de otras muchas cosas.

Muchas personas que quieren emprender un negocio, aprovechan el estar en desempleo durante algunos meses, para dedicarse al 100% a su proyecto, como hizo Rubén Alonso, que en la entrevista que le hice lo cuenta todo con más detalle.

Trabajar y emprender a la vez

En mi caso, te voy a hablar de como he compaginado el trabajar por cuenta ajena y emprender en mi casa a la vez, estando tanto a jornada completa como a media jornada, ya que he podido experimentar con esos dos horarios.

¿Empezamos?

El día a día trabajando y emprendiendo no es nada sencillo. Es más, tienes que tener muy muy claros tus objetivos porque deberás tener en cuenta que si quieres conservar tu trabajo hasta que tu empresa funcione, tendrás que pasar un tiempo que es indefinido, haciendo las dos cosas a la vez.

Que no te digan que emprender es maravilloso, porque sí, tiene muchas cosas maravillosas pero después tiene muchas otras en que quieres tirar la toalla, como que instales algo en tu web y de golpe, cuando vas a ver como queda, tienes toda la web descentrada y parece que te va a dar algo. Siempre surgen cosas, igual que en un negocio o empresa convencional, a pie de calle.

Cuando tienes una empresa online, tienes muchos frentes abiertos, que normalmente llevas tú sola, por ejemplo:

  • Encontrar un nicho de mercado que sea bueno y haya demanda.
  • Hacer el modelo de negocio, de ingresos y de contenidos, además de establecer los precios.
  • El diseño de la web, hacer un logo, la imagen de tu marca con colores y tipografías…
  • Email marketing
  • Posicionamiento web…

De lo mencionado, habrán muchas cosas que puedas hacer tú porque sabes hacerlas y otras que o bien tendrás que delegar a otras personas que sí que sepan hacerlo o bien aprender a hacerlas, ya hablaremos más de esto más adelante.

Yo aprendí a hacer TODO. Me formé durante mucho tiempo en marketing, seo, estrategias de precios, imagen de marca, marca personal, etc…. para poder hacer todo yo sola en mi negocio.

Incluso aprendí maquetación web, para darle la imagen que podéis estar viendo en estos momentos 🙂

¿Qué me he peleado? ¡Muchísimo! Son muchas horas, ¡muchas! Aunque mucha gente crea que hacer una web es cuestión de 2 minutos.

Inconvenientes de trabajar y emprender a la vez

Sobre todo, el tiempo.

Era mortal tener que llegar de trabajar 6 u 8 horas, con el dolor de cabeza, o cansada sin más y tener que estar en modo “creativo” porque tenías que hacer una página concreta de tu web.

En eso sí que lo he pasado realmente mal porque en ninguna de las dos cosas estás a full, cuando llegas a casa normalmente quieres descansar y punto, no tener que estar haciendo otras cosas que además hay que hacerlas bien.

Por eso te digo que si estás trabajando, tu día a día como emprendedora y como trabajadora por cuenta ajena va a ser duro. Cada día quizá puedes hacer una o dos tareas de las previstas, pero no puedes avanzar tan tan rápido como una persona que no trabaja y tiene más tiempo libre, esa es la verdad.

Mi día a día como emprendedora y trabajando por cuenta ajena

Por las mañanas:

Trabajando todo el día sólo aprovechaba las tardes un poco, pero cuando trabajaba por las tardes media jornada de 6 horas, por las mañanas hacía esto:

  • Me levantaba pronto, sobre las 8.30, me preparaba el desayuno y mientras desayunaba, miraba las redes sociales y contestaba algún comentario o subía una foto o daba los buenos días por Twitter.
  • Suelo leer los tweets de mis compañeros emprendedores, a los que sigo y repaso un poco instagram para ver los stories de compañeras.
  • Cuando acababa de desayunar, leía algún artículo que tenía pendiente, que para ello, cuando durante el día veo uno que me puede interesar, lo guardo con la app Pocket, que sirve para guardar post o vídeos que ahora no puedes ver, para más tarde y lo tienes todo dentro del mismo espacio para leer más tarde.
  • También aprovecho para ver algún vídeo pendiente en Youtube.
  • Siempre que leo o veo un vídeo de otra persona, intento acordarme de darle me gusta, comentar si tengo un momento y compartirlo. Así nos ayudamos entre todos.

Salgo hacia el trabajo:

Normalmente, cuando son las 11.30 más o menos, me solía ir para el trabajo, porque tenía mucho no, demasiado tiempo de trayecto entre tren y bus.

Así que tenía que salir a esa hora aún entrando a las 2 de la tarde a trabajar. Los primeros días no, pero cuando llevas ya una semana, ves que llegas muy pronto y que puedes aprovechar para comer por allí antes de entrar.

Casi siempre, entre que desayuno y miro las redes ya me dan las 10 y poco, así que me voy a la ducha, me preparo comida para llevarme al trabajo o si voy justa de tiempo me tomo algo en un bar cercano.

El trayecto al trabajo:

Cuando salgo de casa ya empieza mi momento emprendimiento y tengo la cabeza en mi empresa. Lo que hacía era, como había tanto rato entre tren y bus, aprovechaba ese tiempo como podía, que en mi caso era:

  • Ir con música el corto trayecto de mi casa con el bus, hasta la estación de tren, que son 10 minutillos y así me despejo un poco.
  • Tenía tres transportes para llegar al trabajo y es una de las cosas que menos me gustaba y una por las que quería trabajar desde mi casa.
  • Cuando llegaba al tren, sabía que tenía 30 minutos por delante de trayecto, que con suerte podías ir sentada. Solía aprovechar para leer a través de Nubico, que es una plataforma de tarifa plana de libros mediante una app. Tiene muchos libros sobre emprendimiento, desarrollo personal, que merecen mucho la pena, además de novelas, guías de viaje, libros de idiomas… etc. Además como puedo leer desde la app, no necesito cargar con ningún libro. En ese tiempo leí el libro de Hana Kanjaa que me gustó mucho y te recomiendo.
  • También aprovechaba para leer artículos de otros emprendedores. Abría la app de Pocket y los artículos que había ido guardando, aprovechaba esos momentos para leerlos.
  • También vaciaba la bandeja de entrada de algunos correos, revisando los que me interesaba leer en ese momento o los dejaba para más tarde o directamente a la papelera si era spam.
  • Me puse un link directo en la pantalla de mi móvil para entrar en mi web y así tener acceso directo. Eso me servía para hacer borradores de entradas nuevas que se me ocurrían, o apuntaba solo el título de un nuevo post y las ideas principales, para detallarlo más tarde en casa. Eso me facilita mucho mi día a día como emprendedora, ya que cuando llego a casa ya tengo en mente las tareas que tengo que hacer, que post tengo que redactar.
  • Muchas veces, buscaba blogs que me pudieran gustar. Busco palabras clave en google que me lleven a algunos blogs o post que me puedan interesar.

En el trabajo:

Tenía varios descansos de 10 o 20 minutos, así que me llevaba una libreta y mientras descansaba y me tomaba un café, apuntaba cosas que tenía que hacer después en casa o ideas nuevas de artículos o de vídeos.

Salida del trabajo hasta casa:

Una vez salgo hacia casa, sigo haciendo lo mismo que en los trayectos de tren y bus, excepto si estoy muy cansada, porque salía a las 8 de la tarde y a veces si me dolía la cabeza simplemente escuchaba música, sino leía algún libro.

Como llegaba a la hora de cenar, veía algo en la tele que me gustara y ya está. A dormir.

Fin de semana:

El fin de semana era el momento en que podía sacar más horas a mi empresa. Por las mañanas intentaba aprovechar al menos unas 4 horas para hacer todas las tareas más pesadas o que requieren de más atención o de estar en el ordenador sí o sí, como editar las fotos, editar vídeos, preparar un podcast o retocar cosas de la web.

También edito por bloques, es decir, me planteo una hora entera a editar fotos para varios artículos, normalmente cojo los artículos que voy a escribir en ese mes, pongo el título y edito las fotos que voy a necesitar para cada uno de ellos.

Igual hago con los vídeos, si tengo varios grabados, en lugar de editar solo uno, edito todos. Así puedo tardar 3 horas, pero ya están todos.

Dedico mucho tiempo a redactar los artículos que he ido haciendo el borrador durante la semana, ya con más tiempo y sentada frente al ordenador.

Trabajar a jornada completa y emprender. Mi día a día:

Como te comentaba antes, el principal problema es la falta de ganas y tiempo. Yo lo he notado mucho porque los últimos empleos que tuve a jornada completa eran empleos en los que tenía que rendir muchísimo y estar pendiente de muchas cosas, ya que era la responsable de que mis tareas estuvieran bien hechas.

Cuando llegas a casa, estás destrozada y no tienes ganas de hacer nada de nada. Y menos de ponerte de nuevo con el ordenador, después de estar 9 horas en él.

Tienes que ser consciente que no irás tan rápido como una persona que no trabaja y puede dedicar 8 horas a su empresa, pero está claro que si CADA DÍA haces un poco, o una tarea, verás como avanzas igualmente. No se trata de ser super productiva, sino de acabar la tarea que te has propuesto.

Yo ahora que no estoy trabajando en estos momentos, que estoy 100% dedicada a mi emprendimiento, dedico entre 7 y 9 horas al día y está claro que me puedo poner varias tareas para completar, pero si no es tu caso y sigues trabajando por cuenta ajena, puedes marcarte un objetivo diario o 3 semanales.

Aprovecha muy bien el fin de semana si por tu jornada, lo tienes libre. Será el momento de avanzar fuerte con tu negocio. Yo hacía eso, le dedicaba 4 horas por las mañanas, los sábados y los domingos, y así compensaba que durante la semana solo podía dedicar una hora y a veces ni eso.

Haz una lista de tareas y empieza a plasmar cada tarea en un día en concreto de la semana: el lunes voy a editar la página home de mi web, el martes voy a editar las fotos que hice el otro día para los artículos de todo el mes, el miércoles grabaré 2 vídeos….

Y no hace falta que madrugues un montón. Si normalmente te levantas a las 6 para ir al trabajo, si te levantas a las 9 ya has dormido 3 horas más que de costumbre y además estás madrugando bastante, porque si trabajas 4 horitas, a la 1 ya estás libre para dedicarte a tu fin de semana.

Hay que aprovechar los momentos en que trabajamos, para estar 100% concentrada en ello, sin hacer nada más a la vez, y después en tu tiempo libre, cuando acabas esa tarea, ser 100% libre. No estés pensando en que se ha quedado algo a medias, es difícil, porque quieres avanzar, pero créeme, te frustrarás si haces eso.

Artículos que te recomiendo del día a día de otros emprendedores:

¡Ahora te toca a ti decirme, como es tu día a día como emprendedora para que sepa también como es tu día!

¿Hablamos? Un besote.

¡Si te ha resultado útil, me ayudarás mucho si lo compartes!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Yolanda Romero

Yolanda Romero

Coach de cambios de vida y crisis existenciales

¡Hola! Soy Yolanda y mi MISIÓN es acompañarte paso a paso en tu proceso de cambio personal y profesional, y a que veas tu sufrimiento actual como la oportunidad que esperabas para cambiar y vivir conectada contigo misma.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies