Me reinventé pasados los 30: De maquilladora a coah

¿En qué momento sientes que estás harta de tu vida profesional?

  • Siempre me ha gustado mi profesión de maquilladora y para mi, maquillar era descubrirle a alguien que, con unos pocos pasos, podía verse más guapa día a día.
  • Pero me di cuenta que era una profesión que cada vez más, primaba lo superficial y yo quería centrarme en el interior, porque aunque sea algo externo, cuando te maquillas, automáticamente te ves mejor, te sientes más guapa, es una forma de mejorar nuestra autoestima.
  • Pero cada vez más, en el mundo del maquillaje mucha gente estaba centrada en maquillarse con algunos productos muy caros, que no todo el mundo se puede permitir, además fui a varias entrevistas a trabajar con marcas importantes, que solo decir que lo que necesitaban era a una maquilladora a la que querían pagar el sueldo de una dependienta. Ahí fue cuando algo en mi cambió, ya que no veía que se tuviera en cuenta el trabajo que hace una maquilladora. Y al final a la larga tampoco quería trabajar teniendo que desplazarme para maquillar a alguien, siempre tener productos dispuestos y brochas y todo el material que eso conlleva.
  • Ahí llega el momento en que dices estoy harta, quiero cambiar mi trayectoria profesional.

No es la primera vez que me reinvento. Y tú puedes hacerlo también.

No es la primera vez que cambio de profesión. Y no porque sea una veleta que no sabe lo que quiere, como me han dicho alguna vez, sino porque sé lo que quiero y no quiero en el momento y si me canso de algo, o no veo que con esa profesión pueda llegar donde quiero, ¿por qué seguir con ella? ¿porque es lo que está establecido? ¡Pues no!

Yo empecé en el mundo laboral estudiando auxiliar de enfermería, que después de trabajar en una clínica de estética en Barcelona, vi que no era lo mio. Yo quería tener contacto con las personas, no solo preparar inyecciones y hacer las camas. Quería un trato más directo, quería ayudar. Pero ese no era mi puesto, así que después de darle muchas vueltas, cambié por completo de sector cuando descubrí Youtube y a las chicas que subían vídeos de maquillaje y de moda.

Estudié primero Personal shopper y cree mi blog de moda. Cuando empezaron a contactarme fotógrafos para trabajar con ellos, vi que una cosa que iba muy ligada a la moda era el maquillaje y que en mi profesión, si podías hacer las dos cosas y que no tuvieran que llamar a una maquilladora y a una estilista por separado, podía ganar más clientes.

Así fue por un tiempo cuando estudié maquillaje, pero después de ver que en este mundo los viajes y los trayectos para maquillar era lo que se llevaba…no me gustó demasiado el día a día de la profesión.

Muchas veces pasa. Te encanta lo que estás estudiando y no piensas en como va a ser el día a día de esa profesión y si quieres un consejo, busca información antes de dedicarte a ello o incluso antes de empezar a estudiarlo. Te aconsejo que busques esa profesión en Youtube y escuches a gente hablando de su experiencia estudiando X carrera. Te aclarará si eso es lo que de verdad quieres hacer.

Ahora mismo, puedo decir que soy auxiliar de enfermería, maquilladora, personal shopper, marketiniana y amante del Seo y finalmente coach especializada en cambios de vida y crisis existenciales. Y el año que viene empezaré Psicología.

¿Por qué coaching?

El coaching siempre me ha gustado. Hace años ya quería estudiar psicología pero no me atreví a dar el paso. Leo muchos libros sobre desarrollo personal, emprendimiento y empresa, coaching y novelas de chicas, son mis grandes categorías. El coaching me llamaba la atención.

Pero fue cuando entré en esta última crisis existencial, que decidí que no iba a intentarlo más (al menos de momento) con el maquillaje y quería hacer otras cosas. Sobre todo quería centrarme en la parte más interior que exterior.

Había comprobado en mi misma que podía cambiar. Y no únicamente por fuera, sino por dentro. Había dejado de quejarme porque no conseguía las cosas y estaba haciendo que ocurrieran, estaba buscando soluciones a los problemas, no quedarme anclada en el problema sin salir de ahí.

Y cuando empecé a hacer recetas de cocina caseras como pan de espelta o galletas de avena, descubrí algo nuevo que estaba dentro de mi pero que no había sacado en ninguna otra ocasión. Ese empuje de querer conseguir algo, de hacer cada día algo que me acerque a donde quiero estar, a levantarme temprano, madrugar para trabajar en mi negocio online y así cada día de lunes a viernes.

Para mi la constancia era mi peor obstáculo. Empezaba todo con muchas ganas pero después siempre me cansaba, y no porque no me gustara lo que estaba haciendo, simplemente me cansaba. O pensaba que yo no podía aportar suficiente a la gente, no sé, el síndrome del impostor lo llaman. Ya hablaremos más de él otro día con más detalle.

El miedo a reinventarse

No tengas miedo de lo que pueda pasar si cambias de profesión. Cambiar no es tirar por la borda todo lo que has hecho en tu vida con tu antigua profesión.

Yo ahora soy coach, pero no he dejado de ser maquilladora ni personal shopper, ni auxiliar de enfermería. Mis conocimientos de sanidad me sirven por si algún familiar o amigo se hace alguna herida, poderle curar, o por si hay una urgencia donde me encuentre, pueda saber como actuar, o incluso si una familiar o amiga se casa y quiere que la maquille yo. ¿Ves como no tienes que cambiar tu vida radicalmente y que por reinventarte se acaba tu vida anterior?

¿Qué es lo peor que puede pasar? Es una pregunta que ahora siempre me hago cuando quiero hacer algo que me da miedo. Lo escuché en una entrevista de Oye Deb que te dejo a continuación por si te apetece verla, ya que esclarece varias cosas de las que hablamos aquí.

Así que si quieres cambiar de profesión, te aconsejo que:

  • Te formes lo máximo que puedas sobre esa nueva profesión, aprende lo suficiente como para dedicarte a ello y después sigue formándote.
  • Lee libros, escucha conferencias, ves a seminarios, lo que haga falta para que seas la AMA 🙂
  • Cree en ti, en que eres buena para hacer eso que haces, ten la lista de por qué quieres estudiar lo que estudias siempre presente porque llegarán momentos en que no creerás nada en ti y necesitarás un empujoncito.

Y si no sabes por dónde empezar a reinventarte, tienes dudas, crees que eres muy mayor para hacer eso (bah) y necesitas que alguien te dé el empujón para conseguirlo y unas pautas para llevarlo a cabo, cuenta conmigo. En mis sesiones de coaching online nos pondremos manos a la obra para conseguir lo que quieres, o la mentoría, para ir más rápido, tú decides.

Ahora te toca a ti decirme, ¿te has reinventado alguna vez? Cuéntamelo en comentarios y charlamos.

¡Si te ha resultado útil, me ayudarás mucho si lo compartes!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Yolanda Romero

Yolanda Romero

Coach de cambios de vida y crisis existenciales

¡Hola! Soy Yolanda y mi MISIÓN es acompañarte paso a paso en tu proceso de cambio personal y profesional, y a que veas tu sufrimiento actual como la oportunidad que esperabas para cambiar y vivir conectada contigo misma.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies